Los + Leidos

Popular Posts

Publicado por : Víctor Dallos octubre 20, 2014

Una joya de RARE para N64, un juego de carreras que rivalizaba con el grandioso Mario Kart 64, pero con sus propios argumentos. Diddy Kong racing para Nintendo 64.

Me gustaba Diddy y Mario 64



CONTACTO INICIAL

La cosa empezó algo raro con este juego, digo que empezó raro, porque tan pronto puse el cartucho salió el logo de RARE y sonaron unas risas de niños de fondo…(qué juego compré?)…luego los colores brillantes se tomaron la pantalla y empezaron a salir un montón de personajes adorables en carritos y avioncitos…(el más macho de todos era Diddy). Hasta el bendito lagarto enemigo de Donkey se veía extra azucarado…Decidí jugarlo un rato corto, pero entre la voz tonta del elefante (que se me pareció a Barney el dinosaurio) y la vocecita de la ratona me dieron algo de diabetes y decidí probar mis otros juegos más de machos.

Hay que verlos..todos bailando al unísono...


Lo retomé con el tiempo y me superpuse a la primera imagen de juego para niños. Encontré que las pistas estaban muy bien diseñadas, los enemigos a combatir eran muy retadores y la duración en el modo a un jugador era muy buena. Un buen juego en una envoltura extradulce.

HISTORIA


Timber, el tigre, vive tranquilamente en su isla feliz, es un fanático de las carreras y decide organizar algunas con sus amigos para divertirse. Todo va bien hasta que el malvado Wizpig (un cerdo gigante que tiene poderes mágicos) decide conquistar la isla de nuestros amigos, para esto establece varias pistas y controla a los guardianes de la isla para que las protejan. La única forma de salvarse, es venciendo al mago en una serie de carreras. El gallo Drumstick, como mejor corredor de la isla, decide retarlo pero es vencido y por tanto sometido a la maldición del malvado cerdo que lo transforma en una rana.

Entonces Timber decide llamar a todos sus amigos a luchar contra Wizpig. Acuden Diddy Kong desde la isla DK, Conker la ardilla de malas pulgas, Banjo el oso desde su reino de brujas y los siguen Krunck el lagarto y Tip Tup la tortuga, que al ser enemigos de Diddy y Conker quieren saber que están tramando. Por la isla de Timber correrán Pipsy la ratoncita, Bumber el hurón y el mismo Timber. Hay un gran competidor más, T.T. el reloj, pero el solo se unirá si lo derrotan previamente en los tiempos que estableció en las pistas.

Se me parece a Barney ese elefante.


Así empiezan las carreras contra los cuatro guardianes de la isla y buscarán derrotarlos para poder enfrentarse a Wizpig en las carreras por liberar su casa y para salvar a su amigo Drumstick.
Una historia edulcorada pero que sirve como excusa para ponernos a correr alrededor de la isla y sus diferentes tierras. La isla caribeña, los mundos prehistóricos, las tierras nevadas de la navidad, la tierra medieval embrujada o el mundo  del futuro.

GRAFICOS Y SONIDO


RARE sin duda aprendió a dominar el N64. Los gráficos eran muy similares a los de otros títulos de la consola, con polígonos muy marcados, con colores brillantes, (quizás demasiado brillantes). Los personajes contaban con pocos polígonos, los vehículos eran todos iguales, pero con diferentes paletas de colores. Pero todo combinado hace a los escenarios muy variados y llenos de detalles. Los efectos muy fluidos y en general muy agradables en su época. Para tiempos actuales puede no haber envejecido muy bien, pero tampoco son malos.

Gráficos sólidos aunque algo limitados al día de hoy.


La música era muy inspirada y se acomodaba muy bien a cada escenario. Recuerdo mucho más la banda sonora de DDKR que la de Mario Kart 64, esto habla de su calidad. Especialmente recuerdo que durante la última vuelta, el ritmo de la música se aceleraba, haciendo más emocionante el cierre de la pista.  Existen muchos detalles musicales en el juego. Uno que me gustaba mucho, era escuchar los cambios en los instrumentos de la música de selección de personaje cada vez que elegíamos uno diferente, de modo que podíamos escuchar el banjo al estar sobre...Banjo, o unos teclados al estar sobre Pipsy.

Los personajes cuentan con voces que se limitan a gritos o gruñidos, pero que aportaban ánimo al juego y algo de personalización. Además contamos con un anunciador con una voz algo robótica que nos recordaba el nombre de la pista y nos daba la partida en las carreras. Detalles agradables y novedosos en la época del juego.

CONTROLES Y VEHICULOS.


Los controles son sencillos y muy similares a los del género. Tenemos un botón para acelerar, uno para frenar, un botón para hacer derrapes (drift) y por supuesto un botón para lanzar los premios o ítems que vayamos recolectando durante la pista. Los controles funcionan de manera perfecta y la habilidad del piloto se ve claramente reflejada en la pista.

La principal diferencia con otros juegos similares, es que contábamos con tres tipos de vehículos diferentes. Empezamos con un kart típico, pero poco tiempo después podremos elegir un aeroplano pequeño y por último tenemos un aerodeslizador que puede moverse sobre tierra firme y sobre el agua. 

Cada vehículo tiene sus propias características. El Kart es el más sencillo de tomar, pues se conduce de manera estándar a otros juegos del género, el aeroplano nos abre la posibilidad de diferentes líneas de conducción en altura y el deslizador nos obliga a luchar contra las olas o a controlar la física propia del vehículo que le hace dar giros más largos y deslizarse hacia los lados en las curvas.

Los tres vehículos a conducir.


Además tenemos la posibilidad de seleccionar a diez personajes diferentes (ocho iniciales y dos desbloqueables) cada uno con sus características propias de aceleración, velocidad final, peso o maniobrabilidad.

Los premios o ítems también son una diferencia con respecto a otros juegos, en primer lugar se representan como globos. Los globos tienen un color característico que diferencia el tipo de arma o ítem que obtendremos. Los rojos no dan misiles, los azules propulsores, los verdes trampas, los amarillos defensa y encontraremos otros multicolores que nos pueden dar artilugios diferentes como un magneto gigante para atraer al primer jugador. Al tener los colores visibles, antes de tomarlos, podremos definir nuestro tipo de estrategia, de modo que podremos elegir si queremos más velocidad o armas, quitando el factor suerte de otros juegos. Además los premios se pueden mejorar si logramos tomar varios globos consecutivos del mismo color, así pues, si tomamos un globo rojo tendremos un misil, si esperamos y tomamos un segundo tendremos un misil teledirigido al líder de la pista, pero si esperamos más antes de usarlo y tomamos un tercer globo rojo, tendremos un montón de misiles.

MODOS DE JUEGO


DDKR es un juego de carreras de combates. Esto nos obliga a compararlo con el referente del género que es Mario Kart. En su momento Mario Kart 64 había puesto el listón muy alto y varios clones surgieron para aprovechar la popularidad del género o intentar hacer competencia al mejor. DDKR toma los conceptos básicos y los mezcla con muchas opciones no vistas en otros juegos del género, ofreciéndonos una experiencia muy completa y perfectamente llevada a cabo.

Modo a un jugador. En este punto es donde DDKR resalta sobre Mario Kart. El juego nos llevará por cinco mundos diferentes, cada mundo o tema, con cuatro pistas que deberemos vencer con uno de los tres tipos de vehículos. Pero eso no es todo, pues una vez terminemos las pistas de cada mundo tendremos un combate final, que será en competencia contra un jefe gigante, que nos pondrá muchos problemas. Por ejemplo, tendremos una carrera contra un dinosaurio hasta la cima de una montaña o un pulpo gigante nos lanzará tinta y muchos otros obstáculos en una carrera alrededor de una isla.
Al final deberemos vencer al malvado Cerdo Mago en una carrera que le pondrá prueba a más de uno, pues utiliza cuanta trampa pueda, para vencerte.

Timber el tigre volador.


Y si eso fuera poco, deberemos vencer un record especial mientras revisitamos las pistas, recolectando monedas de plata para acceder a algunos modos especiales o desbloquear a otros competidores. Y aunque lo pongo como modo a un jugador, esto se puede hacer en compañía de un amigo. Haciendo el juego muy divertido en un modo a dos jugadores.

El juego cuenta con modo a cuatro jugadores humanos en competencia y con dos contrincantes manejados por la computadora, pero lamentablemente en este modo se reduce dramáticamente la calidad gráfica y de sonido, dejando nuevamente a Mario Kart como el rey en el modo multiplayer.
Los modos de combate son más divertidos que los de carreta en cuatro jugadores, hay uno que nos permite robar huevos de nidos de los contrincantes hasta que alguno logre tener 3.

COMENTARIOS FINALES


Este juego es poco valorado, bien sea por quienes lo comparan con Mario Kart en el modo a varios jugadores o por quienes, como yo, lo vieron excesivamente enfocado al público infantil antes de probarlo y darse cuenta de la profundidad y calidad del juego.

Sin duda es otra prueba de la gran calidad en juegos que nos regalaba RARE durante su tiempo con Nintendo. Lamentablemente no es muy viable ver otra entrega por cuestión de derechos de varios de los personajes.

El juego se encuentra, no muy costoso, en su versión original de N64. Existe un remake para Nintendo DS, desafortunadamente se perdieron Banjo y Conker por ser propiedad de Microsoft y se agregaron algunos cambios que buscaban aprovechar las características del DS, aunque de manera un tanto forzada. (soplar al micrófono para arrancar el aeroplano???)

Tierras encantadas...después de todo..encantadoras.


El juez Goomba dice... COLECCIONABLE!!!

Un excelente juego para agregar a la colección. Y con un amigo es mucho mejor.
Para el modo de cuatro jugadores es recomendable el modo de batalla…de lo contrario es mejor Mario Kart 64.
Mucho mejor si se encuentra en N64 que es la versión definitiva.

8/10 Canciones empalagosas de animalitos que bailan.

Recuerden que pueden encontrarme también en www.cronicasgoomba.com

- Copyright © 2015 Miintendo - Powered by Blogger -