Los + Leidos

Popular Posts

Publicado por : Víctor Dallos enero 27, 2013


OGRE BATTLE -PERSON OF LORDLY CALIBER de N64 (por vdallos)

Buenas noches, hoy hablaré de un juego de Atlus para la Nintendo 64, un juego de estrategia con algunos tintes de RPG.

  Artwork de la caja original

PRIMEROS CONTACTOS.

Cuando corría el 2000 aún tenía mi N64 muy atareada con Mario Kart y Goldeneye, recuerdo que como regalo de cumpleaños me ofrecieron ir a buscar un juego en el “Sanandresito” de turno, así que muy gustoso fui a ver que encontraba. Recuerdo que este juego lo vi en alguna vitrina, me llamó la atención por el arte de la caja, por llamarse como una canción de Queen y por lo extraño que se veía junto a otros juegos más conocidos, también recuerdo que en alguna de las revistas, de las que se coleccionaban por esos tiempos, le hicieron una mención, pero nada tan profundo como a otros juegos. No lo compré, pues en su lugar me llevé una copia del recién estrenado Perfect Dark, el cual aún conservo. (Creo que estoy un poco arrepentido aunque Perfect Dark es buenísimo).

No fue, sino años después, con la presencia masiva de…ejem…emuladores… que vi de que se trataba el juego, lo probé durante algunos momentos sin causarme mucha emoción, en parte por la cantidad ingente de menús desplegables y diálogo. Y como pasa con este tipo de pruebas, se prueba mucho y no se juega nada, o por lo menos ese es en mi caso, lo dejé allí y nunca lo jugué.

Años después encontré una copia medio muerta de un juego de SNES, que tenía el nombre Ogre Battle en la carcomida carátula y decidí probarlo…esto fue un error y un acierto. Acierto por que pude jugar un poco más profundamente y me gustó lo que probé y un error, porque la bendita batería del cartucho estaba sulfatada, mató el cartucho y casi daña mi consola.

Con todo este trata-que-pruebe y que no, decidí que si alguna vez me encontraba una copia lo compraría bien para SNES o para N64. Pues bien… nunca me encontré una copia…o por lo menos no una comprable. Pero existe la consola virtual de Wii, pues con tantos años que pasaron, no me acordaba de esta decisión y por eso no me dí cuenta de cuando lanzaron el juego de SNES, pero si el de N64 y por eso lo compré y lo jugué hasta pasarlo.

HISTORIA

La historia de este juego es de lo más variopinta e interesante. Principalmente se trata de un reino que está induciendo al continente a una guerra por medio de estratagemas y presión religiosa, todo con el único fin de poder conquistarlo. Este reino mantiene una estructura jerárquica, social y religiosa totalmente abusiva e injusta. Allí entra nuestro personaje, el descendiente de una familia noble que por motivos oscuros ha caído en desgracia, debe enlistarse en una academia militar y prestar sus servicios en el reino más pobre del continente.
Historia madura y con suficientes sorpresas
En general la historia es un enredo de religión, clases sociales, mandatos militares y puñaladas por al espalda…muchas puñaladas por la espalda… en donde terminaremos siendo perseguidos por nuestro ejército y comandaremos una banda de seguidores que buscan la libertad. Una historia entretenida en donde no faltan algunos visos de surrealismo con magia y todo lo demás. El juego se llama Ogre Battle por lo cual se supone que haya Ogros.

GRAFICOS

Al ser un juego de N64 jugado en la era del HD, no estaba esperando mucho y realmente el juego cumple, con unos mapas fijos poligonales y personajes detallados para lo que daba la época. La mezcla es algo extraña, pero resulta adecuada y más que correcta en transmitir el ambiente del juego.
Mapa general con tus unidades y sus misiones
No hay cinemáticas, en lugar de eso se dan diálogos y escenas representadas con el motor del juego. Las escenas de combate son algo más trabajadas y las combinaciones de poderes, ataques y habilidades de criaturas son sobresalientes.

SONIDO.

No es el mejor apartado del juego para mi gusto, incluso se puede llegar a hacer algo repetitivo. Tonadas MIDI, gritos y algún intento de voces muy ahogados por el cartucho y su capacidad.
La banda sonora en los momentos más tensos es muy buena
Si bien no resalta mucho, por lo menos las melodías, en los momentos más importantes de la historia, si son épicos y memorables.

JUGABILIDAD

Este es el punto alto, junto con la historia. El juego se maneja por medio de órdenes que vamos dando a nuestro pequeño batallón. Y es que antes de explicar más, debo referirme a la mecánica del juego.

Misiones
En realidad el juego te pone en la piel de un estratega militar, más que de un guerrero. A tu disposición se ponen diferentes tipos de unidades,  pues tenemos guerreros, paladines, magos, ilusionistas, brujas, espadachines, monjes, curas, animales mágicos, dragones e incluso vampiros y otros tipos de criaturas. A todos ellos tú debes organizarlos en escuadrones de un tamaño determinado y nombrar un líder, quien es a quien le darás las órdenes.

Nuestros mandatos pueden ser, desde atacar una unidad enemiga, guardar una ciudad aliada o retirase para tratar de atraer enemigos a una emboscada… entre muchas otras opciones. Todo esto lo logras mediantes diferentes menús, que aunque al principio puedan parecer complejos, son muy bien realizados y organizados, permitiendo impartir ordenes en tiempo real a muchas tropas, mientras haces un balance de tu equipo y buscas cumplir con un objetivo general.

Una vez impartes las órdenes, puedes ir cambiándolas y ajustándolas a los cambios del escenario que también avanza de día a noche y además presenta cambios en las estrategias del enemigo.
Magias especiales muy vistosas
Una vez una unidad tuya se encuentra con una unidad enemiga, se pasa a una pantalla de combate, en donde ves a tus guerreros, en la alineación que tú pusiste, lanzando los ataques que tu les pusiste y recibiendo los del contrario. Poco puedes hacer durante la batalla, más que apoyarlos con algún ataque mágico, que está muy limitado en cada escenario, o pedirles que se retiren si consideras que perderás a alguno de tus entrenados guerreros. Esto es importante pues en el juego los personajes pueden morir y si terminas el escenario y no le pagas a una bruja para que los reviva los perderás o incluso algunos se convertirán en undeads.
Designación de equipo y de clase.
Todo esto mientras te piden que tomes decisiones sobre tu curso de acciones; a que reino ir, cuales unidades convocar, incluso a que unidades es mas conveniente dejar juntas, por que pueden llegar a hacer ataques triples o mejores. Una plétora de opciones y personalización que se agradece y sorprende.

COMENTARIOS FINALES.

No se cuantas horas le dediqué al juego…sólo sé que fueron muchísimas. Y para mi pesar, una vez terminé el juego, me di cuenta de que había tomado algunas decisiones equivocadas y que en mi intensión de liberar al pueblo, terminé siendo visto como un villano. Y mi Lord, que creció de un joven a un señor hecho y derecho, terminó siendo cazado por sus malas acciones.

Esto da puerta a volver a jugar el juego para buscar el camino adecuado y así obtener el mejor final. Lo haré probablemente este año si no se interpone alguna otra cosa. (Monster Hunter)
Saber cuando retirarse es de sabios.
El juego se puede conseguir en la consola virtual de Wii, por lo que me parece que es un precio adecuado, y aunque se consigue en formato original, no es fácil de ubicar, ni barato y mucho menos completo.

Sin duda recomiendo el juego…pero debo ser sincero en que no es para todos los gustos, es una mezcla de estrategia-RPG, en donde se pasa mucho tiempo ideando planes, entrenando unidades y mezclando equipos. A quien decida probarlo, sabiendo esto, le garantizo que no se arrepentirá de la profundidad y la gratificante sensación de ver crecer a sus guerreros.



vdallos

- Copyright © 2015 Miintendo - Powered by Blogger -